Especies de Serpiente

Especies de Serpiente

Especies de Serpiente

El número de especies de serpientes en el mundo es elevado: alrededor de 3,400 forman parte de los diferentes ecosistemas de la tierra. Están divididas a su vez en 20 familias y 500 géneros. Las serpientes marinas están divididas en 17 géneros que comprenden a 62 especies hasta hoy descubiertas.

Existen ejemplares venenosos y no venenosos. Aunque esto último no quiere decir que dejan de ser depredadores.

Las serpientes venenosas se clasifican en las siguientes familias taxonómicas:

Vipéridos – Esta familia comprende a los crótalos, que en el idioma español se conocen mayormente como víboras. Se caracterizan por tener colmillos largos y en forma de ganchos que actúan como agujas hipodérmicas, es decir, son huecos y trabajan como jeringas. Estos colmillos se retraen hacia el paladar cuando el individuo cierra la boca.

Sus ojos tienen la pupila en posición vertical y su veneno altamente peligroso destruye glóbulos rojos. Entre las especies que se encuentran en esta clasificación podemos mencionar a las víboras de cascabel, mocasines, cabezas de cobre y Lachesis. Cuatro subfamilias han sido reconocidas.

Número de especies: alrededor de 3,400, divididas en 20 familias y 500 géneros.

Elápidos – Son serpientes muy venenosas que incluyen a las serpientes de coral, búngaros o kraits, cobras, mambas y serpientes marinas de Australia. Se distinguen por poseer colmillos más rectos, fijos y huecos así como por tener pupilas redondas. La diferencia de sus colmillos con los de los vipéridos es que al cerrar la boca, estos se ajustan a unos orificios internos, es decir, como si “guardaran” sus armas en pequeñas fundas carnosas. Se reconocen hasta hoy 61 géneros de los que se desprenden 325 especies.

Especies de Serpientes

Boa constrictoraCobra real

Mamba negra

Mocasín de agua

Pitón arborícola verde

Pitón Birmana

Pitón real

Pitón reticulada

Serpiente cabeza de cobre

Anaconda verde

Serpiente de cascabel

Serpiente de coral oriental

Serpiente de liga

Serpiente del maíz

Víbora ratonera

Serpiente taipán

Algunos científicos consideran a una tercera familia: los colúbridos. Incluyen a serpientes arbóreas, serpientes de vid y de manglares. No todas son venenosas y las que sí lo son, generalmente no presentan un comportamiento agresivo hacia el ser humano. Solo ciertos casos de mordidas han concluido en muertes. Entre 1,800 y 1,950 especies divididas en 304 géneros conforman esta categoría.

especies_de_serpientes_624

Las especies constrictoras forman parte de otros géneros y familias.

Una de esas familias es Pythonidae. Estas incluyen a las serpientes más largas del mundo, conocidas comúnmente como pitones. Ocho géneros y 26 especies están registrados hasta la fecha.

Boidae es otra familia de serpientes constrictoras que incluyen a las boas y anacondas. Estas últimas son consideradas las más grandes del mundo en cuanto a peso y grosor se refiere.

Serpientes extintas

Así como existen muchos tipos de serpientes hoy en día, miles o millones de años atrás, existieron otras tantas especies con características increíbles. Los cambios de temperatura en la Tierra, así como la extinción de muchas otras especies que eran parte de su dieta, terminaron por lograr que no tuvieran más descendientes, pero las serpientes modernas, sin duda, aún conservan habilidades y cualidades de sus antecesoras. A continuación te nombraremos dos ejemplos de seres que ya no forman parte de nuestra tierra.

Boavus es un género de boa que vivió durante el Eoceno en Norteamérica.

Titanoboa era un género que para muchos es un alivio que ya se haya extinto, esto es porque era la serpiente más colosal del mundo, mucho más grande que una anaconda o una pitón. Resulta increíble pensar en algo así, pero hace millones de años atrás poblaban la Tierra y representaban un peligro para la fauna existente con sus casi 13 metros de longitud. No podemos negar que a pesar de sus magnitudes, eran hermosas. Si hoy estuvieran presentes, muy probablemente el hombre hubiese acabado con ellas, ya sea por temor o por la caza. ¿Piensas lo mismo?