Serpiente de Cascabel

Serpiente de Cascabel

Serpiente de Cascabel

Género Crotalus

Algunas personas relacionan a las serpientes de cascabel con miedo y peligrosidad, siendo el principal motivo por el que terminan con ellas; pero, ¿por qué no cambiar ese concepto e informarnos sobre su importancia en el mundo? Sus cualidades anatómicas y su habilidad depredadora y concisa es tan solo una parte de todas las características interesantes que las envuelven.

Existen 32 especies registradas de serpientes de cascabel de las que a su vez se desprenden entre 65 y 70 subespecies, todas ellas con veneno hemotóxico.

Hábitat y distribución

Ocupan una gran diversidad de hábitats, entre los que están los bosques, las praderas, pantanos, arbustos secos, colinas rocosas y desiertos. Abundan en espacios abiertos y rocosos tanto para cubrirse de los depredadores como para encontrar varias opciones de alimento que también habitan entre las rocas.

Existen 32 especies registradas de serpientes de cascabel.

Su rango de temperatura es de 26 a 32° C pero también pueden sobrevivir a temperaturas muy bajas, tanto como a 4, 3 o menos grados centígrados. En los desiertos es común que el calor extremo aumente la temperatura durante el día y por las noches descienda abruptamente, pero las serpientes de cascabel pueden adaptarse a estos cambios.

Su distribución abarca desde América del Norte hasta América del sur, concentrándose en mayor número al suroeste de los Estados Unidos y norte de México. Texas y Arizona son los estados con mayor número de diferentes tipos de serpientes de cascabel.

Información sobre la serpiente de cascabel

Serpiente de cascabel – Género Crotalus

Anatomía

Son inconfundibles. Estos reptiles tienen una característica que las hace identificables ante cualquiera de las múltiples serpientes que existen en el mundo; nos referimos al cascabel que adorna la punta de su cola.

Cuando se sienten amenazas, agitan esta parte de su cuerpo de manera que emiten un sonido muy similar a una sonaja, lo que sirve como advertencia para que los depredadores y organismos cercanos mantengan su distancia.

Los músculos que participan en el movimiento de la cola, permiten que se mueva a 50 veces por segundo.

Esto también es un método muy efectivo para evitar accidentes con los seres humanos, pues el sonido de la cola advierte que se deben tomar precauciones ya que una serpiente de cascabel está muy cerca. De igual forma esto evita que sean pisadas y que en caso de ir con la compañía de una mascota, se tenga el tiempo necesario para cargarla en nuestros brazos o alejarla rápidamente. Estar a una corta distancia de ellas es una alta probabilidad de ser mordido en cuestión de segundos.

El cascabel está hecho de anillos huecos de queratina que al agitarse friccionan entre sí, dando origen al sonido peculiar. Los músculos que participan en el movimiento de la cola, permiten que se mueva a 50 veces por segundo.

Tienen cuerpos pesados y la cabeza en forma de diamante está equipada a los lados con órganos sensibles al calor con los que localizan exitosamente a su presa.

El tamaño de estas serpientes varía de acuerdo con la especie o subespecie. El Cascabel diamantino del este (Crotalus adamanteus) se considera como la mas larga y pesada con sus 2.4 m de largo y 4.5 kg. El resto oscila entre los 60 cm – 1.20 m y en cuanto al peso hay algunas que registran alrededor de los 100 g y otras 2 o 3 kg.

La especie más larga es la cascabel diamantino del este con sus 2.4 m de largo y 4.5 kg de peso.

Su piel es de una gran variedad de colores dependiendo de la especie. Una sola serpiente puede tener varios colores, entre los que está el marrón, gris, crema, café o negro, con sus respectivas manchas bien definidas desde la cabeza hasta la cola.

Son excelentes nadadoras y observan muy bien de noche, aunque durante el día tienen mejor agudeza visual. No ven imágenes nítidas pero se basan en los objetos que se mueven. Su olfato es el más desarrollado de todos sus sentidos y reciben estímulos que son registrados por las ventanas de su nariz y por la lengua, lo que es llevado hacia los órganos de Jacobson para analizar al organismo que se encuentre cerca.

Descripción de las serpientes de cascabel.

Crótalo diamante occidental (Crotalus atrox)

Alimentación

Su medio natural permite que tengan una amplia variedad de presas, como ardillas, conejos, ratas o ratones. Su lengua bífida y los órganos en su cabeza permiten que la serpiente detecte el calor de la presa y obtenga información sobre su tamaño y proximidad.

Una vez que reconocen, se camuflan en su ambiente y atacan por emboscada, de manera que no ofrecen tiempo para que la víctima escape o se intente defender. Con sus colmillos inyectan el veneno que sea necesario. Las serpientes de cascabel controlan la cantidad de veneno que van a suministrar, de acuerdo con la característica del animal capturado.

Reproducción

Son especies ovovivíparas, lo que quiere decir que no ponen huevos, sino que estos son incubados dentro de la madre durante tres meses aproximadamente y dan a luz a crías vivas quienes nacen envueltos en una protección transparente de consistencia gelatinosa. Una vez que logran salir de la membrana, comienzan su vida independiente. Miden de 18 a 40 cm de longitud.

Tienen una esperanza de vida de 25 años en promedio.

Alcanzan la madurez sexual entre los 18 y poco más de 24 meses de edad, se reproducen cada dos años y tienen una esperanza de vida de 25 años en promedio.

Peligros

Ante la presencia de una amenaza, las serpientes de cascabel suelen protegerse entre las rocas, entre la arena o simplemente se confían de su camuflaje para pasar desapercibidas.

La serpiente real (género Lampropeltis) es inmune al veneno de varias especies de serpientes, incluida la de cascabel, lo que la convierte en una temible depredadora.