Veneno de las Serpientes

Veneno de las Serpientes

Veneno de las Serpientes

Datos ofrecidos por la BBC News indican que de 20,000 a 50,000 personas mueren cada año a consecuencia de las mordeduras de serpientes venenosas. Poco menos de la mitad de las víctimas son trabajadores agrícolas que en su gran mayoría son residentes de la India y países cercanos.

Dolor, vómitos, mareos e insuficiencia renal son algunos de los efectos del veneno en los órganos del ser humano, siendo fatales en personas con mala nutrición, ancianos o niños.

Estos actos son evitables, pues se dice que en otras naciones como Australia, donde habita la serpiente más venenosa del mundo (Taipán), las muertes son muy poco frecuentes.

De 20,000 a 50,000 personas mueren cada año a consecuencia de las mordeduras de serpientes venenosas.

Algunas estadísticas posicionan a las serpientes en tercer lugar entre los animales más peligrosos y letales del mundo, solo después de los seres humanos quieres ocupan el segundo puesto, y los mosquitos, quienes encabezan la lista.

Serpientes escupidoras

¿Las serpientes escupidoras son peligrosas para el ser humano? Según los resultados en el caso de las cobras escupidoras (género Naja), el veneno que disparan para defenderse no tiene efectos negativos en la piel de los mamíferos, pero en caso de entrar al globo ocular, podría causar quemosis (irritación), hinchazón de la córnea y en el más grave de los casos, ceguera permanente.

Las cobras escupidoras que se sienten amenazadas y acorraladas son capaces de expulsar su componente a casi dos metros de distancia de una manera muy rápida, acto que reduce el tiempo para protegerse.

La víbora Mangshan (Trimeresurus mangshanensis) y la serpiente anillada Hemachatus haemachatus también son capaces de escupir veneno como arma defensiva.

Las más venenosas

Son varios los ofidios que se consideran peligrosos para la salud humana; sin embargo, hay algunos que producen venenos altamente dañinos para el organismo y las secuelas persistentes resultan ser, en la mayoría de los casos, devastadoras.

A continuación te nombramos a las cinco serpientes más venenosas del mundo, tanto terrestres como marinas, de acuerdo a la información emitida por científicos de distintos laboratorios a nivel global.

5. Serpiente marina amarilla (Pelamis platura)

4. Taipán de la costa (Oxyuranus scutellatus)

3. Serpiente marrón oriental (Pseudonaja textilis)

2. Serpiente Dubois (Aipysurus duboisii) (marina)

1. Taipán del Interior (Oxyuranus microlepidotus) La más venenosa del mundo.

Salud humana

 Síntomas de mordidas

Los síntomas generales de una mordida de serpiente varían de acuerdo con el tipo de ofidio y a la salud de la persona. Un niño, un anciano, una persona enferma y un adulto sano pueden manifestar reacciones en diferentes tiempos.

Algunos de los primeros síntomas de envenenamiento son:

  • Fiebre
  • Visión borrosa
  • Dolor de cabeza
  • Convulsiones
  • Falta de coordinación
  • Vómitos
  • Dificultad para respirar

Si no se trata a tiempo, la persona puede tener consecuencias como:

  • Sangrado por boca, nariz y heces fecales
  • Parálisis muscular
  • Insuficiencia renal
  • Gangrena
  • Muerte

Medicinas

Por otro lado, la ciencia moderna ha analizado las sustancias venenosas de algunos arácnidos, anfibios, insectos, mamíferos, especies marinas y reptiles para mejorar la medicación humana, pero el mundo alberga un aproximado de 100,000 animales productores de veneno, donde un considerable porcentaje son serpientes y no todas han podido ser examinadas con profundidad.

El veneno de las serpientes ha sido utilizado para tratar enfermedades como la diabetes y artritis.

Químicos farmacéuticos alrededor del mundo son autores de la creación de varios medicamentos para enfermedades del corazón, diabetes, artritis y Alzheimer, la gran mayoría derivados del veneno de algunas especies de serpientes.

 Steve Ludwin

Este hombre de 47 años fue noticia para la prensa internacional de varios países, pues ha inyectado su cuerpo con veneno se serpientes por más de 20 años, y asegura sentir mejoría en su salud y mucha energía, además de declarar que lleva nueve inviernos sin tener dolores de garganta o sufrir resfriados.

Señala que después de las inyecciones, siente una sensación de ardor intenso en torso, brazos y piernas, que son las zonas donde se inyecta, y posteriormente nota hinchazones y moretones; sin embargo, para él es más grande la recompensa que el riesgo y el dolor.