Víbora Ratonera

Víbora Ratonera

Víbora Ratonera

Pantherophis obsoletus

La víbora ratonera es conocida por otros nombres, entre los que se incluyen: serpiente negra y serpiente piloto. Es un hermoso reptil no venenoso nativo del continente americano.

Anatomía

Como uno de sus nombres lo indica, su piel es de color muy oscuro y brillante, la cual contrasta bellamente con su zona ventral que es de color blanco. Esta parte inferior contiene manchas oscuras ordenadas de manera irregular y a lo largo de los costados se pueden apreciar pequeñas manchas rojas. En la parte superior del cuerpo mas o menos contienen 29 filas de escamas.

Es el ofidio más grande de Canadá con sus casi 1.85 metros de largo y un máximo de 2.56, hasta hoy registrado, aunque esto no es muy común.

Es el ofidio más grande de Canadá con sus casi 1.85 metros de largo.

Hábitat y distribución

Se distribuye a lo largo del este de los Estados Unidos hasta el sur de Canadá. En Texas, Luisiana, Minnesota, Kansas, Nebraska, Iowa y Oklahoma pueden encontrarse exponentes de esta especie.

La mayoría de su día permanecen arriba de los árboles, pero son capaces de vivir en diferentes entornos de acuerdo a su ubicación geográfica. Algunas se encuentran en tierras agrícolas y al nivel del mar, y otras en zonas montañosas donde las temperaturas son más bajas. Otras tantas se localizan en áreas pantanosas de bosques y cerca de cuerpos de agua.

Información sobre la serpiente negra o serpiente piloto.

Víbora Ratonera – Pantherophis obsoletus

Alimentación

Como la mayoría de las serpientes, se alimentan de pequeños roedores, murciélagos, aves pequeñas, huevos, conejos y lagartos. Algunas veces también capturan ranas e insectos.

Son especies constrictoras que matan por medio del estrangulamiento. Se enrollan alrededor de su presa y la sueltan hasta sentir que ya no tienen pulso cardíaco.

Reproducción

Los recién nacidos tienen una longitud de 28 a 40 cm y duplican su tamaño en muy poco tiempo.

Es sexualmente activa desde principios de abril hasta inicios del mes de noviembre. El apareamiento puede llevar de minutos a horas y después de cinco semanas se forman los huevos que serán colocados por la hembra. No hay un número exacto de huevos depositados, ya que varían desde seis hasta treinta. Estos miden alrededor de 20 mm de ancho y eclosionan después de 65 o 70 días.  Los recién nacidos tienen una longitud de 28 a 40 cm y duplican su tamaño en muy poco tiempo.

Cuando existen buenas condiciones en su entorno, las hembras suelen reproducirse dos veces al año.

Amenazas

Como amenazas naturales se encuentran los mapaches, zorros, búhos y halcones, quienes atacan principalmente a los recién nacidos y jóvenes que aún no alcanzan su tamaño total.

Cuando una amenaza los sorprende y observan que no tienen otra alternativa, producen un olor fétido que resulta ser desagradable para los depredadores. Lo propagan con ayuda de la cola con la intención de que el oponente se aleje.

Producen un olor fétido que resulta ser desagradable para los depredadores.

Debido a su amenazante aspecto de anatomía larga y negra, la víbora ratonera es incomprendida y exterminada injustamente, pues se cree que es muy peligrosa y que atacan ante la menor provocación, pero esto no es así. Son tímidas y reservadas,  defendiéndose solo en caso de ser molestadas o acorraladas.

Es muy común contemplarlas en construcciones abandonadas o cerca de zonas habitacionales, por lo que los habitantes buscan acabarlas sin pensarlo dos veces, cuando realmente ellas regulan las poblaciones de ratas en las ciudades. Recordemos que cada ser de nuestra tierra tiene un rol ecológico importante, y por muy amenazador o “desagradable” a la vista que sea, nuestro deber es respetarlo como ser vivo y como animal que lucha por sobrevivir.